Valle de Bielsa

El Valle de Bielsa

Junto al valle de Bielsa, se encuentra el macizo calcáreo de Monte Perdido, la más elevada de las sierras interiores pirenaicas, es cuna de un excepcional conjunto de valles, cada uno con un encanto especial.

En el valle de Pineta, el excursionista quedará impresionado por la espectacularidad del relieve y sus grandes dimensiones.

Valle de Pineta

Valle de Pineta

Durante las glaciaciones cuaternarias una gran masa de hielo se deslizó por la cara norte de Monte Perdido modelando un valle abierto entre las importantes sierras de las tres Marías y Espierba.

Si decidimos caminar por los distintos senderos señalizados que trepan a las montañas del valle de Pineta, encontraremos después de superar el límite forestal extensos pastizales. Tradicionalmente la ganadería aprovechaba estos puertos o estibas durante el verano.

La alfombra verde llega hasta las escarpadas murallas calcáreas y areniscosas que coronan el valle.

El montañero que trepe hasta el Balcón de Pineta verá recompensado su esfuerzo con la contemplación de una panorámica aérea sobre el valle de Pineta y con la visión del espectacular del glaciar de Monte Perdido. Los ibones de Marboré y la Munia, distintos depósitos morrénicos y el modelado del valle son testimonio de la importancia de la erosión producida por los glaciares en esta zona.

A lo largo de la carretera que remonta el curso del río Cinca se asientan colonias escolares, zona de acampada controlada e instalaciones de camping.  Está ruta, conduce al confortable Parador Nacional de Monte Perdido, estratégicamente situado a los pies del gigantesco circo de Pineta. Unos metros antes de llegar al parador el viajero descubre la ermita, de origen románico de la Virgen de Pineta.

valle de Barrosa

Valle glaciar de Barrosa

Difíciles comunicaciones aislaron seculármente al valle de Bielsa. por esta razón todavía podemos disfrutar de ancestrales tradiciones como su famoso carnaval.

La llegada por carretera a Bielsa se  hace cruzando el desfiladero de las Devotas, profundo congosto que toma su denominación del antiguo monasterio de religiosas existente en Badain.

En esta ruta, la población de Salinas ocupa una posición privilegiada en la confluencia del Cinqueta con el Cinca.

A la puerta del valle de Gistaín el viajero hallará diversos equipamientos turísticos.

La situación de Bielsa como cabecera encantadores valles pirenaicos, y su proximidad a la frontera francesa inciden con la clara orientación turística de este núcleo. Hoteles modernos conviven con edificios tradicionales, como su característico Ayuntamiento renacentista siglo XVI o sólida Iglesia parroquial, también del siglo XVI.

La población de Bielsa sufrió los rigores de la última guerra civil y buena parte de su caserío hubo de ser reconstruido.

raquetas de nieve en Huesca

Raquetas de nieve en el Pirineo

En la ruta hacia el valle de Pineta el viajero cruzara el pequeño núcleo de Javierre, con iglesia románica modificada.  Algo elevada sobre el valle se encuentra la aldea de Espierba, con indudable atractivo paisajístico.

El territorio del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido comienza en las cercanías del parador. Sin embargo, el valle de Bielsa esconde otros atractivos parajes. de camino al túnel fronterizo que comunica Bielsa con Aragnouet, podemos visitar las aldeas de Parzán, Chisagüés, con edificios que adoptan la arquitectura tradicional de la zona. Desde ellos puede emprenderse agradables caminatas a los valles del Real, Barrosa, y Pinarra, Cau, Ordiceto y Trigoniero.

En valle de Bielsa puedes hacer diferentes multiaventuras como:

Descenso de cañones en el Pirineo.

Kayak o canoas en el Pirineo.

Vías ferratas.

Raquetas de nieve.

Rafting.

Multiaventura con niños.

-Senderismo en los Pirineos.

Our Score
Our Reader Score
[Total: 1 Average: 5]